TESTIMONIOS

Estas son algunas de las HISTORIAS DE CAMBIO de nuestros clientes. 

Personas como tú, que un día decidieron conseguir por fin la tranquilidad en la convivencia con sus perros.

Nadie mejor que ellos mismos para contarte su experiencia con nosotros, de dónde venían, su proceso de cambio, todos sus avances y cómo les ha cambiado la vida. 

¿Quieres lograr por fin lo que ellos han logrado y vas a leer?

Porque trabajamos con quien está comprometido de verdad a hacer los cambios necesarios para una convivencia excelente sin premios ni castigos, sin órdenes ni obediencia.

Marta y Juneau

El Husky nervioso que les mordía los brazos y al que nunca soltaban.

Vivía encerrado en la cocina porque rompía la casa y nunca le soltábamos porque nos dijeron que los huskies eran escapistas y necesitaban "mano Firme". Mi marido y mis 4 hijos estábamos desesperados. No paraba de mordernos las mangas y estaba histérico.

  • Mi vida antes con Juneau: Inquietud
  • Mi vida ahora con Juneau: Confianza


Marta, Django y Land

Dos galgos nerviosos que reaccionaban a todo lo que se movía.

Nos habéis abierto los ojos a la realidad. Cuan equivocados estamos con los castigos y premios.

Hice un curso muy conocido en España y ahora entiendo porqué no funciona.

  • Mi vida antes con mis galgos: Nervios, Frustración
  • Mi vida ahora con mis galgos: Tranquilidad familiar



Marta y Panzer

Un American Bully reactivo con perros que necesitaba ayuda.

Por su raza el problema se agravaba por el rechazo social y me generaba más miedo todavía su reactividad y sus nervios.

  • Mi vida antes con Panzer: Ignorancia, Estrés, Ansiedad
  • Mi vida ahora con Panzer: Felicidad, tranquilidad, Paz





Lau y Jack

El Beagle nervioso que reaccionaba a los perros.

Ya no sabía qué más hacer. Volvía llorando a casa, a pesar de que había trabajado con educadores caninos y adiestradores.

  • Mi vida antes con Jack: Frustración, desesperación, ansiedad
  • Mi vida ahora con Jack: Calma, Tranquilidad, Vínculo




Alba, Emilia y Django

El mestizo reactivo a perros y personas.

Django reaccionaba a perros y personas. Salir a la calle era un estrés muy grande para nosotras.

Pasamos por adiestramiento en positivo pero las cosas en vez de mejorar iban a peor.

  • Nuestra vida antes con Django: Ansiedad, frustración, agobio
  • Nuestra vida ahora con Django: Seguridad, tranquilidad, disfrute total ,felicidad, calma
Testimonio Oscar, Esther y Loigan. La voz de tu perro

Oscar, Esther y Logan

El mestizo de 10 meses que reaccionaba a todo.

Nos dimos cuenta que no sabíamos nada sobre perros y la forma de convivir con ellos. Ha sido como descubrir un mundo paralelo. Borrón y cuenta nueva de lo aprendido.

Logan está aprendiendo a gestionar situaciones con las que antes se veía sobrepasado. Ya se queda tranquilo en casa siempre que nos vamos y no rompe nada.

  • Nuestra vida antes con Logan: Frustración, estrés, desesperación.
  • Nuestra vida después con Logan: Entendimiento, vínculo, tranquilidad.


Testimonio Sandra, Kim y Axel. La voz de tu perro

Sandra, Kim y Axel

Kim: la pastora alemana frustrada y reactiva. Axel: el pastor alemán cachorro lleno de actividad.

En el día a día con mis perros reinaba la frustración. 

Pasé por adiestradores y etóloga buscando la solución, pero nada de eso tuvo éxito, no era lo que necesitábamos para vivir en la tranquilidad. 

Hacer el reto ha supuesto un cambio radical, pero no precisamente en quiénes yo pensé al principio, mis perros, en ellos no había que cambiar nada. 

TENÍA QUE CAMBIAR YO.

  • Mi vida antes con Kim y Axel: Frustración, estréstristeza.
  • Mi vida después con Kim y Axel: Felicidad, vínculo, tranquilidad.

Testimonios Jara, Kale, Canela y Fidel. La voz de tu perro

Jara, Alec, Canela y Fidel

Canela: La american nerviosa. Fidel: El galgo con miedo e inseguro.

Acudimos a una educadora en positivo y a una etologa, pero todo el trabajo consistía en pautas, órdenes básicas, bozal... Y todo fue a peor

He cambiado mi manera de ver a mis perros. Me he quitado presión. Ahora confío en ellos y en mi misma.

Mis perros estan mucho más tranquilos y disfrutamos de cada paseo como una nueva oportunidad para seguir avanzando.

  • Mi vida antes con Canela y Fidel: Incompleta, preocupadainsegura.
  • Mi vida después con Canela y Fidel: Plenitud, confianza, tranquilidad.
Testimonio Patricia, Zelda y Sira. La voz de tu perro

Patricia, Zelda y Logan

Las dos mestizas. Zelda reactiva con perros y Sira con muchísimos miedos.

Mi día a día era un suplicio. Pasamos por 3 adiestradores y nos llegaron a decir que Zelda era un caso perdido.

Este reto ha significado para mí todo, una mejora completa en mi forma de ser yo misma y con mis chicasMe siento feliz, me siento bien y DISFRUTO paseando con ellas.

Mi relación con ellas es muchísimo mejor y me dan las GRACIAS, de por fin entenderlas, comprenderlas y ser capaz de ayudarlas.

  • Mi vida antes con Zelda y Sira: Frustración, estrésfrustración.
  • Mi vida después con Zelda y Sira: Calma, felicidad, tranquilidad.


Testimonio Sofia, Vini y Mazapan. La voz de tu perro

Sofia, Vini y Mazapán

Vini: El cachorro destructor y nervioso.

Mazapán: 14 años "dormida".

Estábamos: Frustrados, enojados, tristes. Peleábamos todo el tiempo. Regresábamos de los paseos llorando. Yo no dormía.

Tuvimos que resetearnos para poder ser la familia que ahora somos. NOSOTROS SOMOS LOS QUE HEMOS CAMBIADO.

Vini a los 5 días dejó de romper cosas cuando se quedaba solo.

Ahora disfrutamos todos los momentos en casa, los paseos se han vuelto nuestra adicción ahora que sabemos gestionar cada encuentro.

  • Mi vida antes con Vini y Mazapán: Frustración, tristeza, desesperación.
  • Mi vida después con Vini y Mazapán: Calma, orgullo, motivación.
Testimonio Rosalia y Sherlock. La voz de tu perro

Rosalia y Sherlock

El grandullón de 60 kilos reactivo con perros y personas.

Ninguno de los adiestradores que contraté lograron mejorar la situación.

Lo que me ponía mala era saber que lo que me ocurría con Sherlock tenía que tener una solución y no sabía encontrarla. 

Ahora que la he encontrado, la vida es mucho más fácil.

Ahora Sherlock está mucho, mucho más alegre y está, en general, mucho más relajado, tanto en la calle como en casa. Mis amigos creen que me he echado un novio por lo feliz que me ven.

  • Mi vida antes con Sherlock: Tristeza, impotencia, rabia.  
  • Mi vida después conSherlock: Esperanza, alegría, tranquilidad.
Testimonio Monica Nanuk. La voz de tu perro

Monica, Jose y Nanuk.

El Cocker que reaccionaba a personas. Miedo a cualquier ruido y movimiento en casa y en la calle.

Sólo a los pocos días de aplicar los conocimientos, pautas y sobre todo actitudes que Carol y Jose nos han dado el cambio y la evolución es IMPRESIONANTE y lo tengo que poner en mayusculas.

Nosotros pensábamos que lo estábamos haciendo genial y nos faltaba TANTO por hacer y mejorar pero ¡Tanto!


Testimonio Yolanda, Max y Ares. La voz de tu perro

Yoli, Alvaro, Max y Ares

Dos doberman que destrozaban la casa y reaccionaban a perros.

Con La voz de tu perro frenas por completo el deterioro que generan las pautas de adiestramiento tradicionales y empiezas a generar ese vínculo real con tus perros, con la satisfacción de que nada de lo que haces ahora dañará ni a tu perro ni a ti mismo, que su beneficio es el tuyo y que la felicidad compartida se saborea el doble. 



Testimonio Roberto y Lucas. La voz de tu perro

Roberto y Lucas

El Pitbull nervioso y reactivo a perros, gatos y personas.

Después de peleas entre mis perros y pasar por adiestramiento, que fue una tortura... con La voz de tu perro encontré una forma de ver a los perros completamente diferente, 


Ya no eran ordenes y castigos, era la calma y ayuda que le brindas a esa familia que depende completamente de ti y crear un vinculo real con ellos 



Testimonio Mamen y Yogui. La voz de tu perro

Mamen y Yogui

El mestizo que reaccionaba a los perros.

Yo había hecho otros cursos pero no funcionaron. Premios por doquier sin resultados.

Ahora entiendo por fin a mi perro, confío en él y él confía en mi.

Estoy mejor con mi pareja y Yogui está tranquilo y no reacciona.

  • Mi vida antes con Yogui: Frustración, impotencia, tristeza.
  • Mi vida después con Yogui: Tranquilidad, felicidad, convivencia.

Testimionio Lorena y Sua. La voz de tu perro

Lorena y Sua

La pequeña con miedo a ruidos, reactiva a movimientos y vecinos.

Yo he cambiado mi forma de ser y estar no solamente con Sua sino en toda mi vida.

Ahora nos entendemos a la perfección y Sua gestiona la vida desde la calma.

  • Mi vida antes con Sua: Incompleta, preocupada, insegura.
  • Mi vida después con Hipo: Plenitud, confianza, tranquilidad.



Testimonio Cristina e Hipo. La voz de tu perro

Cristina e Hipo

El Galgo rescatado de una vida marginal con miedos e inseguro.

Este Reto para mí ha supuesto TODO.

Hipo ya no tiene miedo a la gente y nuestra relación es maravillosa. Nos entendemos, nos queremos y nos tenemos en cuenta.

  • Mi vida antes con Hipo: Miedo, nervios, inseguridad.
  • Mi vida después con Hipo: Tranquilidad, criterio, felicidad.



Testimonio Laura, Bosco y Noa.La voz de tu perro

Laura, Bosco y Noa

El Golden reactivo y la Perra de aguas cohibida.


Era un agobio constante el tener que depender de premios y castigos y no sólo no funcionaba sino que íbamos a peor.

 

Me habéis cambiado la vida, estoy infinitamente agradecida de haberos encontrado y seguir en esta GRAN FAMILIA. 

¡GRACIAS INFINITAS POR AYUDARME A ABRIR LOS OJOS!

  • Mi vida antes con Bosco y Noa: Estrés constante, presión, dependencia.
  • Mi vida después con Bosco y Noa: Tranquilidad, paz, libertad.
Testimonio Ana, Kyra y Negrito. La voz de tu perro

Ana, Kyra y Negrito

Reactivos a personas, niños y perros condenados a un bozal y a ir siempre atados.

Pasé por:

• Correas de ahogo para que fueran a mi lado sin tirar,

• Collares eléctricos para sus reacciones,

• Y muchos, muchos comandos y órdenes.

Nada funcionaba y siempre estábamos solos.

Ahora ya no estamos solos, tenemos encuentros, paseamos tranquilos, el bozal ya no existe nuestras vidas y mis perros ya no van siempre atados.

  • Mi vida antes con Kyra y Negrito: Tristeza, desidia, ansiedad.
  • Mi vida después con Kira: Felicidad, entendimiento, ilusión.
Testimonio Iris, Bohr y Aika. La voz de tu perro

Iris, Bohr y Aika

Nervios y reacciones a los otros perros.


Los paseos por ciudad se habían vuelto horribles, reaccionando practicamente a todos los perros.


Ya habíamos contratado a varios adiestradores y todo iba  peor.

Entraba en pánico con cualquier ruido, grupo de gente… 

Ahora soy una persona con más confianza en mí misma.

A MI ME HA DEVUELTO LA VIDA. Estaba agobiada, estresada, frustrada y muy cerrada, intentando en vano ayudar a un perro de la peor manera posible. 

  • Mi vida antes con Bohr y Aika: Frustración, estrés, Agotamiento.
  • Mi vida después con Kira: Felicidad, tranquilidad, confianza.

​​


Testimonio Mari Angel y Maria Joaquina. La voz de tu perro

Mariangel y Maria Joaquina

La mestiza nerviosa que ladraba a todo.

Antes del reto mi día a día era buscar una manera en que mi perro dejara de hacer ciertas cosas o mostrar comportamientos que me parecían molestos. Me sentía muy frustrada y al mismo tiempo desesperada buscando ese "método" que me ayudara a mejorar la convivencia.

Este reto ha transformado mi manera de ser y estar.. y ademas me ha ayudado a mejorar la convivencia con mi perro. 

Los cambios son impresionantes.



Testimonio Ana, Arya y Kira. La voz de tu perro

Ana, Arya y Kira

La labradora con miedo a todo e insegura.

Arya llegó a casa con mucho miedo y muchos nervios. Teníamos una perra hiperactiva.

He pasado del estrés absoluto por tener una perra muy nerviosa a tener tranquilidad porque conozco la forma de que estemos tranquilos.

Arya está mucho más tranquila y ha ganado mucha seguridad en sí misma.

  • Mi vida antes con Arya y Kira: Nervios, impotencia, desesperación.
  • Mi vida después con Arya y Kira: Aceptación, reconciliación, tranquilidad.



Testimonio Monica y Coco. La voz de tu perro

Monica y Coco

El mestizo escapista y reactivo que no se dejaba coger.

Tenía ansiedad y me estresaban mucho los paseos. Coco tiraba de la correa y reaccionaba a todo, personas, perros, saltando y ladrando.

Ahora ya no reacciona a todo, va a su ritmo, olisqueando por aquí y por allá, sin tirar de la correa.

Ahora Coco no se escapa. Me sigue a todas partes y viene corriendo si cambio de sentido. Esto hace un mes me parecía imposible.

  • Mi vida antes con Coco: Ansiedad, estrés, resignación.
  • Mi vida después con Coco: Tranquilidad, ilusión, amor.
Testimonio Palima, Pedro y Whim. La voz de tu perro

Paloma, Pedro y Whim

Cachorro de 3 meses nervioso, con miedos que les mordía sin parar.

Antes Whim estaba super nervioso, no quería salir a la calle, nos mordía y no hacía pis en la calle.

Ahora sale a la calle feliz, sin miedo, ya no nos muerde, hace pis en la calle y está TRANQUILO.

Nos ha cambiado el presente y el futuro. 

Tendría que ser obligatorio hacer el Reto, tengas perro o no porque te cambia la vida.

  • Nuestra vida antes con Whim: Estrés, impotencia, inseguridad.
  • Nuestra vida después con Whim: Unión, seguridad, tranquilidad.


Testimonio Mariana y Hansel. La voz de tu perro

Mariana y Hansel

Salir a la calle era una pesadilla. Siempre evitando perros.

Cruzarse con perros por la calle era una pesadilla. Hansel ladraba y tiraba mucho.Contacté con numerosos educadores

y todo se trataba siempre de tenerle controlado, de evitar a los otros perros.

Ahora Hansel se expresa y se relaciona con los perros de maravilla y da gusto pasear con él. He descubierto la única forma posible de convivir, ser y estar con Hansel.

  • Mi vida antes con Hansel: Tristeza, angustia, desesperación.
  • Mi vida después con Hansel: Vínculo, seguridad, tranquilidad.



Sara y Hansel

El mestizo que ladraba a perros y personas y estaban desesperados.

Apliqué todo tipo de acciones típicas de conductismo:

Chuches como premios, enfados, castigos etc...

Y seguíamos igual y nada mejoraba.

Hansel está muchísimo más tranquilo tanto en casa como en la calle.

Ya no reacciona a los perros ni a las personas y estamos teniendo encuentros increíbles.

  • Mi vida antes con Hansel: Desconocimiento, miedo, frustración.
  • Mi vida después con Hansel: Conexión con Hansel, tranquilidad, felicidad.


Testimonio Martaby Sombra. La voz de tu perro

Marta y Sombra.

La mestiza que reaccionaba a las personas.

Yo vivía angustiada, pendiente del siguiente ladrido, del siguiente "hacer el ridículo", de la siguiente mala cara o mala contestación de la gente. 

Me he maravillado al comprender a Sombra, a saber lo que necesita, a disfrutar del silencio que tanto nos falta en el mundo donde vivimos. 

CALMA, es la palabra clave. 

Testimonio Lara Mimo. La voz de tu perro

Lara y Mimo

El mestizo que perseguía todo lo que se movía y le hacía reaccionar.

Gracias a Jose y Carolina por darnos un golpe de realidad que sacudiese mi coraza de prejuicios y falsas creencias sobre cómo construir una buena relación con tu Mimo y ayudarnos y apoyarnos en el camino.

Mimo está irreconocible.

Ya no persigue corredores ni bicicletas. No ladra a cada cosa ni a los niños. 

Testimonio Rocio y Thai. La voz de tu perro

Rocio y Thai

El mestizo nervioso que no les dejaba dormir y reactivo.

Lo que más me motivó a hacer su Reto de 60 días con tu perro fue la forma que tienen ellos de trabajar, sin órdenes, premios ni castigos.

Rompiendo todos mis esquemas decidí tirarme a la piscina y gracias a dios que lo hice porque el cambio que ha supuesto para Thai y, sobretodo para mí, han sido enormes

Testimonio Carolina y Zar. La voz de tu perro

Carolina y Zar

El mestizo nervioso y reactivo a perros, personas , coches, bicis y todo lo que se movía.

Con mi anterior perro Ciro todo fue adiestramiento. Nunca fue la solución y la consecuencia fue que nunca pudimos soltar a Ciro ni acercarnos a otros perros.

Así que busqué algo distinto para Zar y fue lo mejor que he hecho porque nos ha cambiado la vida.

Testimonio Karla y Toby. La voz de tu perro

Karla y Toby

El mestizo que reaccionaba a los perros y al que nunca podían soltar.

Me di cuenta de que Toby no era el problema. El problema había sido YO.

Después de 60 días ahora Toby puede: Pasear suelto, relacionarse con otro perros porque ya no reacciona, y lo más importante: Nos entendemos con sólo mirarnos. SOMOS FELICES A RABIAR.

Testimonio Naroa e Indi. La voz de tu perro

Naroa e Indi

El mestizo nervioso y reactivo con perros y especialmente con cachorros.

Según empezó el Reto descubrí como la CALMA volvía a mí, como la tensión se iba aflojando, como empezaba a pasear con Indi, en vez de sacarlo a la calle. He aprendido a entender mejor a Indi, a ayudarle en situaciones que le ponen tenso, a dejarle mostrarme lo bien que puede gestionar algunas situaciones y a gestionar yo misma mejor.

Testimonio Blanca y Max. La voz de tu perro

Blanca y Max

El mestizo que les mordía los brazos y reaccionaba con perros.

Lo más importante es hacer un "click" en tu cabeza y darte cuenta de que todo depende de ti y de tu actitud. De lo que hagas, de cómo lo hagas y por supuesto de lo que no hagas.

Ahora disfruto plenamente de mi vida con Max. 

Yo he puesto todo de mi parte para ayudarle y escuchar su voz, y ahora él se ha convertido en mi maestro de vida.

Testimonio Tony, Pi y Morgan. La voz de tu perro

Tony, Pi y Morgan

Llegó a morder a Pi en la cara y reaccionaba a los perros.

Morgan me mordió en la cara y en la calle se abalanzaba y reaccionaba a todo.

Yo es que a veces ni me lo creo..

¡Cómo hemos avanzado tanto en tan poco tiempo?

¡Me encanta la nueva vida que tenemos LOS TRES!

Para mí, sin duda, una de las experiencias más bonitas que he tenido en mi vida.


Testimonio Leti y Norma. La voz de tu perro

Leti y Norma.

La pastora Alemana que  no se podía juntar con ningún perro.

Habíamos intentado muchas cosas pero no conseguíamos que Norma viera un perro y no se pusiera como loca a ladrar.

En casa las cosas tampoco iban bien cuando se quedaba sola.


Ahora disfrutamos de Norma y con Norma, y aunque cuando empezamos el reto lo hicimos con ganas, no esperábamos que fuerais a cambiar nuestra vida.



Testimonio Ana y luna. La voz de tu perro

Ana y Luna

La mestiza que reaccionaba a perros y personas.

Con este Reto se aprende a convivir con un perro de una manera respetuosa, atendiendo sus necesidades y entendiéndolo de verdad. Se llega a la felicidad con tu perro y se crea un vínculo muy fuerte con él.

Gracias Carolina y Jose y por ayudarnos a entender a Luna y por explicarnos las cosas 80 veces si era necesario.

Y sobre todo gracias por hacernos ver lo equivocados que estábamos al pensar que el cambio tenía que hacerlo Luna y no nosotros.


Testimonio Alvaro, Cris y Bimba. La voz de tu perro

Alvaro, Cris y Bimba

La Boxer a la que no podían juntar con ningún perro porque era reactiva.

Yo ya estaba resignado, asumía que Bimba no iba a cambiar, pero me consolaba con que ella era feliz y que lo único que teníamos que hacer era evitar perros.

Gracias a José, Carolina y Zar, hemos entendido que Bimba no tiene que modificar ninguna conducta. Somos nosotros los que tenemos que modificar la nuestra!

Gracias Bimba, por enseñarnos quien eres y porque nos haces mejores personas cada día. Y perdona por no haber sabido “oír tu voz” antes.

Testimonio Mariana, Yus y Mika. La voz de tu perro.

Mariana, Yus y Mika

Dos mestizas nerviosas que no se podían juntar con perros.

Mi vida con mis perras era una carga y un agobio constante.

Vivía estrenada y tratando de evitar los paseos con ellas.

Ahora he hecho las paces con Mika.

Ahora tenemos un vínculo real y disfruto de mis perras.

He perdido mis miedos a los perros y ya sé cómo gestionar las situaciones que se presentan con otros perros y otros humanos.

Me he animado a pasearlas yo sola y a SOLTARLAS.

Me habéis mostrado una forma de ver y conocer a mis perras que jamás me había planteado.


Testimonio Soraya y Jara. La voz de tu perro

Soraya y Jara

La pastora Alemana reactiva con perros especialmente con cachorros.


Los conocidos nos decían que debíamos ser el líder de la manada y dejárselo claro a Jara las veces que hiciera falta.

Se lanzaba a los cachorros. ​ Estaba criando fama de perra complicada. Era desesperante.

Ahora Juega con cachorros de todas las edades y nos demuestra la perra maravillosa que siempre ha sido.

Gracias Carolina, Jose y sobretodo a ti Zar de todo corazón porque si ellos no te hubieran conocido no nos habrían cambiado la vida a tantas personas.

Testimonio Marga, Grey y Fará. La voz de tu perro

Marga, Grey y Fará

Dos Weimarer muy nerviosos. La casa era una estrés y Farah reaccionaba a perros.

Contratamos a un etólogo. Venga a tirar salchichas al suelo. Pasaban las semanas y nada mejoraba.

Con Carolina y Jose las cosas han cambiando totalmenteTanto en casa como en la calle. En casa hay tranquilidad, Grey vuelve a ser el de siempre y Farah se relaciona bien con los perros, tanto suelta como con correa.

Con total naturalidad, sin órdenes, ni premios ni castigos.

Gracias por ayudarnos a entender a nuestros perros para poder ayudarles.

Testimonio Silvia, Emilio, Tata y Khalo. La voz de tu perro

Silvia, Emilio, Tata y Khalo

Tata, miedo extremo a todo en la calle y escapista.


Cuando adoptamos a Tata nos dijeron que era escapista y que era posible que no la pudiéramos soltar en la vida. Entraba en pánico con cualquier ruido, grupo de gente… 

La voz de tu perro te cambia a ti como persona, te posiciona desde la empatía, la comprensión, desde su voz, y el perro empieza a absorber todo y ves su cambio desde tus cambios y literalmente: te caes de culo y también se te caen algunas lágrimas de emoción.

Finalmente sé quien es nuestra peque y sé quién soy yo, la acepto y la quiero. 

¿Quieres lograr por fin lo que ellos han logrado y has leído?

Porque trabajamos con quien está comprometido de verdad a hacer los cambios necesarios para una convivencia excelente sin premios ni castigos, sin órdenes ni obediencia.