TESTIMONIOS

Testimonio Alvaro, Cris y Bimba. La voz de tu perro

ALVARO, CRIS Y BIMBA


La historia de Bimba con La voz de tu perro



Esta es una de las historias mas serias y potentes que hemos vivido. Por varias razones: Por el problema de Bimba, una Bóxer preciosa que ama a todo lo que nos rodea pero desconfía de los perretes que no conoce y de algunas personas.porque se asemejaba mucho a nuestra historia con Zar , y porque Alvaro y Cris son sencillamente…geniales, y se merecían todo nuestro esfuerzo para ayudarles. 

Y cada uno nos quiso escribir por separado como vivieron este proceso de cambio, que iba a ser largo.Cada uno tenía un «feeling» diferente.



La historia de Bimba contada por Alvaro




¡Hola!


Me  presento, soy  Álvaro, hace algo  más de dos años mi mujer y yo adoptamos a Bimba. 


Todo empezó al mes de tenerla, ahora con lo que sé, después de cometer algunos errores nos aventuramos a un pipican y soltarla, algo que salió mal y nos pusimos nerviosos y se acabó su juego.


La cogimos y nos fuimos. A partir de  ese momento poco a poco todo fue a peor, primero saltaba con algunos, pero llegó un momento que reaccionaba con con casi todos los perros que veía.


Entonces contactamos con una de las empresas más conocidas de modificación de conducta.


Tras un estudio en una visita a Bimba nos dan un informe y empezamos a trabajar, pero según pasaban los días, la educadora iba cambiando de idea y teníamos la impresión de que se improvisaba demasiado.


Avanzamos algo, algo sacamos en claro de aquel trabajo, sobre todo que nos hablaron de la educación en positivo. Abrimos los ojos a ese mundo, tan alejado de lo que veíamos en TV.


Seguimos haciendo un poco la guerra por nuestra cuenta.


Luego contactamos con otro educador menos amistoso con ella, por lo que sus ideas las acoplábamos a lo que nosotros entendíamos que tenía que ser.


Yo ya estaba resignado, asumía que Bimba no iba a cambiar, pero me consolaba con que ella era feliz y que lo único que teníamos que hacer era evitar perros.


Pero Cris, mi mujer, no tiraba la toalla y empezó a leer un montón de libros, a mirar foros, a seguir webs y en esto conoció La Voz de tu Perro.


Habían vivido lo mismo que nosotros. Me comentó que no perdíamos nada en ir a una de sus sesiones de socialización , me enseñó vídeos y casi me llevó ella.


Bimba empezó muy nerviosa, pero llegó incluso a ir suelta un tiempo y pasear con el resto. 

Cris me comentó que estaba decidida a gastar un última bala, que si la acompañaba y hacíamos el Reto de 60 días.


Yo siempre le acompaño y esta vez no iba a ser menos, aunque todavía era un poco reticente.


Empezamos el curso y al principio me descolocó un poco. La metodología, lo que había que hacer… era tan lógico!!!


Pero nunca lo habíamos hecho. Bimba estaba con nosotros 24 horas al día, pero le dedicábamos poco tiempo.


  • Bimba empezó a mostrarnos acercamiento, más complicidad y cuando le dejábamos sola se queda más relajada. Ya no se vuelve loca con el juego. 
  • Vimos como reducía su estrés, el sistema funcionaba.
  • Cuando vino el trabajo en la calle a los 15 días, volvía a repetirse. ERA LOGICA!!
  • ¿Y si le dejábamos ser perro?. ¡Pues funciona!
  • Ya no hay que tirar de ella, no hay que esconderse, aunque a día de hoy hay algunos encuentros que sé que van a salir mal y los evito.
  • Ahora salimos con confianza y si hay encuentro y sale bien nos alegramos,pero si sale mal sabemos gestionarlo y no hacer un mundo de ello.

Con Carolina y Jose ha sido muy fácil, todo ánimo, una atención excelente, han estado estudiando nuestros vídeos al segundo, corrigiendo cuando no estábamos hacíendolo correctamente y felicitándonos cuando lo hacíamos bien.


Su metodología la podrán poner el nombre que quieran (porque en esta vida tenemos que etiquetarlo todo), pero creo que con su nombre lo dicen todo. “Escucha La Voz de tu Perro”, sólo hay que saber interpretarlo y Jose y Carolina me ayudaron a esto.


Gracias por traer la felicidad a casa.


Alvaro.



La historia de Bimba contada por Cristina




¡Hola!, soy Cristina.


Conocimos a Bimba en un refugio hace dos años y medio. Siempre recordaré ese día, ¡fue amor a primera vista! Nos la llevamos a casa, emocionados y felices. No conocíamos el pasado de Bimba, nadie sabe cómo fue su vida durante sus primeros 3 años. Pero no debió ser fácil por las cicatrices que tiene en su cuerpo. 


A los pocos días de llegar a casa, empezó a ser hostil con todos los perros, algunas personas, los paseos eran estresantes, lloriqueos todo el tiempo, sustos por ruidos, cajas, todo era muy difícil. 


Nosotros no sabíamos nada, teníamos idealizada la tenencia de mascota, estábamos desinformados. Nos pusimos en contacto con una empresa que nos inició en el tema, empezamos a trabajar con ella, el objetivo era modificar su conducta (¿?). 


No conseguimos cambios significativos y nos empezamos a cuestionar el método, así que lo dejamos.


Pasó bastante tiempo, con idas, venidas, libros y opiniones de todo tipo hasta que conocimos La voz de tu perro y sus paseos grupales, nos apuntamos, ¡no teníamos nada que perder!


Estábamos frustrados y resignados. Pese a que el paseo fue muy difícil para nosotros y para Bimba, no podemos arrepentirnos de aquella decisión.

Recuerdo que en una conversación con José nos dijo: “Podemos cambiaros la vida”, y … ¡dicho y hecho! 


El Reto de 60 días nos ha cambiado la vida.


Desde el primer minuto, José y Carolina, transmiten una confianza que te llena de ganas y motivación. Su nivel de implicación es admirable. No volvimos a sentirnos solos.


Bimba nos necesita y desconocíamos hasta que punto nuestra actitud la condicionaba.

El trabajo que hacemos está orientado a terminar con inseguridades, ganar confianza, conseguir la calma, mimarnos, etc … (nuestro trabajo, no el de Bimba).

Bimba sólo necesita tiempo para conocer cómo funciona el mundo y nosotros conocerla a ella. Todo el trabajo tiene su recompensa, y, aunque queda una vida entera de trabajo, Bimba es ahora más cariñosa y calmada. Y es, porque ella es nuestro reflejo. 


Seguiremos mejorando nuestra convivencia con todo lo que hemos aprendido de La voz de tu perro.

Gracias a José, Carolina y Zar, hemos entendido que Bimba no tiene que modificar ninguna conducta. Somos nosotros los que tenemos que modificar la nuestra!


Gracias Bimba, por enseñarnos quien eres y porque nos haces mejores personas cada día. Y perdona por no haber sabido “oír tu voz” antes.


Fdo. Cris




ALVARO Y CRIS HICIERON EL RETO DE 60 DÍAS INDIVIDUAL