TESTIMONIOS

Testimonio Leti y Norma. La voz de tu perro

LETI Y NORMA


La historia de Leti y Norma con La voz de tu perro



Si hay un resumen de cómo me sentía con mi Pastor Alemán sería este, ¡¡DESESPERADOS!! Así volvíamos de cada paseo con Norma.


¿Quién es Norma?



Nos presentamos: Somos Julián y Leti (yo estoy escribiendo nuestra historia), la familia de Norma. 


Norma es una perrita pastor alemán preciosa que se transforma cuando sale a la calle. La acogimos cuando ella tenía 3 años y antes de empezar el programa llevaba un año y medio con nosotros.



Norma en la calle



Habíamos intentado muchas cosas pero no conseguíamos que Norma viera un perro y no se pusiera como loca a ladrar. 


  • Cada vez que íbamos al parque todos sabían que habíamos llegado porque los ladridos de Norma los alertaban. 
  • Con solo intuir que una persona iba con su perro Norma ladraba con mucha potencia y tirando con todas sus fuerzas de la correa (me ha llegado a tirar al suelo algunas veces…). 


Entiendo las caras de los otros dueños cuando nos veían con ella… ¡¡daba miedo!! aunque nunca ha mordido ni hecho daño a nadie.

  • Cuando la dejábamos suelta y algún perro venía también suelto, pocos se le acercaban porque huían con sus ladridos. 
  • Si alguno era valiente y se acercaba, tenía que sufrir su pata encima de él o su morro en la nuca, normalmente con consecuencias ya que con esa actitud enfadaba a los  perros y asustaba a los dueños con el escándalo que montaban.

En resumen: Teníamos muy pocas ganas de sacar a Norma de paseo porque ninguno disfrutábamos y terminamos sacándola a horas en las que nadie saca a su perro a pasear para evitar disgustos.


Los paseos para nosotros consistían en vigilar los perros que hubiera por el parque y evitar encuentros con ellos. 

Para ella también era muy estresante porque también quería encontrarlos pero ya nos encargábamos nosotros de que no lo hiciera.

Además nunca hacía cosas de perro, como por ejemplo oler, siempre estaba tensa, alerta.



Norma en casa



En casa las cosas tampoco iban bien cuando se quedaba sola: comía todo lo textil que se encontrara: toallas, cojines, calcetines, mantas…. 


Por lo que terminamos cerrando las habitaciones de la casa dejándola en el pasillo y la cocina (sin paños) para que no hiciera ningún destrozo ni ella enfermara por todo lo que comía.


Estas dos situaciones las hemos vivido con Norma desde que la adoptamos, pero como ya he dicho, no conseguimos  frenar su obsesión de buscar perros nada más salir a la calle y lo que conlleva: 


Tirones, ladridos, miradas que matan, pena por no poder disfrutar del paseo con ella….



Descubriendo La voz de tu perro



Aún no sé de qué manera, después de mucho buscar, encontré en Facebook “La voz de tu perro”. 


Puede que fuera un anuncio, o que alguna de las páginas que seguía que trataban el mundo canino los mencionó. Tardé bastante en investigar a fondo quiénes eran y qué ofrecían. 


Leí su Ebook y veía a través de Facebook los paseos que organizaban y sus vídeos explicativos, que me fueron dando la esperanza de que el comportamiento de Norma tendría solución.


A finales de diciembre me decidí a pedirles información sobre el RETO DE 60 DÍAS INDIVIDUAL y nos aventuramos como “nuestra última opción”, no buscaríamos nada más, nos rendíamos si con esto no conseguíamos que Norma cambiara… 


¡¡¡Estábamos tan cansados!!!


** Tengo que hacer una aclaración. Todo lo que he escrito hasta ahora lo he relatado con lo que sabía entonces. Tras conocer a Carol y Jose os diría que Norma era una perra miedosa e insegura. 


No sabía interactuar con otros perros y nosotros tampoco ayudábamos mucho… Sin saberlo, no le dejábamos actuar como un perro con tanto grito, tirones, salir corriendo detrás de ella… 


Tampoco entendíamos por qué no estaba a gusto en casa y se comía tantas cosas. Tras esta aclaración, continúo con nuestra historia.**



Nos llamó mucho la atención que el método de “La voz de tu perro” estuviera centrado en los humanos y no en el perro.


¡¡Ni órdenes, ni premios ni castigos con Norma!!


No hay contacto directo con el perro en ningún momento, no como todo lo que habíamos probado hasta ahora. 


Y, aunque estábamos intrigados por su modo de trabajo, el hecho de que se centrara en nosotros fue lo que nos hizo decidirnos porque sabíamos que no le dábamos a Norma el apoyo que ella necesitaba para estar tranquila en la calle. 

Nosotros éramos parte del problema porque no la entendíamos y creímos que ellos nos iban a poder ayudar.


Aprendimos muchísimo y nos dimos cuenta de que aunque hacíamos bastantes cosas bien, había muchísimas que hacíamos muy mal porque no habíamos sido capaces de entenderla, pero Jose y Carol nos ayudaron a comprender a nuestra perra, qué era lo que ella necesitaba.


Las dos primeras semanas fueron duras porque tuvimos que realizar muchísimos cambios en nuestra vida, no Norma, nosotros… 


El apoyo del grupo de seguimiento y soporte fue fundamental en este primer periodo gracias al intercambio diario de dudas y explicaciones tanto escritas como en forma de vídeo con ejemplos que nos ayudaban a resolverlas, también les enviábamos nuestros vídeos de situaciones con Norma a los que no teníamos explicación, si habíamos mejorado con las pautas que nos dieron…¡¡


Y lo mejor era que Norma respondía muy bien a todos estos cambios!!


Cada día les contábamos nuestros avances y se los mostrábamos con vídeos. 


Era como si los tuviéramos al lado viendo con nosotros nuestros progresos.


El trato de Carol y Jose hacia nosotros,  ha sido increíble.


Nos han hecho sentir cercanos y acompañados en todo momento con todos su sabiduría, como si estuviéramos tomando un café y a la vez en una clase magistral sobre convivencia y comportamientos humano-caninos, y los mensajes seguridad, mucha seguridad en lo que hacemos y cómo actuamos. 


Cualquier duda que surgía en un momento determinado ellos nos la resolvían a lo largo de ese mismo día, los vídeos explicativos nos ayudaron y ayudan muchísimo a las situaciones que nos encontramos en nuestro día a día, y como también les puedes mandar vídeos de lo que te pasa a ti todo es muy interactivo. 


Al ser un seguimiento diario te sientes acompañado y apoyado siempre. Y creo que esto es una gran parte de nuestro éxito y felicidad con Norma.


El cambio


  • Después de 60 intensos días, hemos aprendido a dar la importancia necesaria a las situaciones a las que nos enfrentamos cada día con Norma, a intervenir solo cuando es necesario y además hemos conseguido una convivencia mucho mejor que la que teníamos al empezar: 
  • Norma ya no es un problema. 
  • Norma es una perrita a la que tenemos que dejar ser un perro que huele, que ladra si lo ve necesario y que juega con otros perros. Siendo perro, Norma nos guía y nos da información de lo que ocurre a nuestro alrededor, se comunica con nosotros y nos ayuda a descifrar sus emociones.

Ahora que tenemos las pautas necesarias, podemos seguir ayudándole a disfrutar de la vida, todo gracias a “La voz de tu perro”.


La sensación que tenemos después de este intenso mes y medio donde hemos aprendido muchísimo es de TRANQUILIDAD.


Con ellos te tienes que implicar al 100% si quieres resultados porque lleva muchísimo trabajo, ganas y esfuerzo que, cuando olvidas algo, lo notas, y ellos van a estar siempre para levantarte el ánimo y ayudarte a ver qué has olvidado y darle la vuelta a la situación.


Como podréis adivinar, después de todo lo que os he contado, quienes más hemos cambiado a lo largo de este proceso hemos sido nosotros, los humanos, y especialmente yo, Leti. 


Hemos sido nosotros los que con nuestra actitud hemos transmitido la calma que Norma necesitaba para tranquilizarse ante la presencia de otros perros y relajarse disfrutando del entorno.



Conclusiones


  • Ahora, sabemos que vamos a seguir teniendo algún que otro encuentro desagradable y que Norma no se va a portar como un perro soldado (un perro que hace caso de todo todo todo lo que le ordenas) que no ideal, porque nuestra perra es la perra ideal.
  • Hemos conseguido disfrutar muchísimo de cada paseo con ella, de los cambios que se han producido en los tres, sabemos qué hacer en cada momento y situación, ¡¡hasta Norma va sabiendo qué tiene que hacer y cuándo alejarse de un encuentro desagradable!! 

esa seguridad nos ha cambiado la vida. Además, hemos destapado la verdadera personalidad de nuestra Norma y ha sido todo un descubrimiento. 


Queda mucho trabajo por delante pero tenemos las herramientas necesarias.


Gracias Jose y Carol por todo. Ahora disfrutamos de Norma y con Norma, y aunque cuando empezamos el RETO lo hicimos con ganas, no esperábamos que fuerais a cambiar nuestra vida.


Tenemos ganas de conoceros y compartir algún paseo con vosotros y el maestro Zar. Será pronto, prometido.


Leti




LETI HIZO EL RETO DE 60 DÍAS INDIVIDUAL